viernes, 26 de febrero de 2016

Sucede que...

Sucede que...

Creí en las mentiras, pero ya se encargó el tiempo...
Creí que llorar me hacía débil, pero me enseñó a saber distinguir cada lágrima.
Creí sentirme vacía sin mirar lo que llevaba dentro.
Creí ser la que tenía que cargar con todas las piedras,
pero aprendí que existen mochilas donde puedo meter las que yo quiero.
Creí no vivirle a la Vida y sucede que... la estaba viviendo.

Foto extraída de Google




,








11 comentarios:

  1. Escribes maravillosamente bien amiga...¡Felicidades por ello...!!! Mi trabajo es mucho y no siempre puedo comentar pero todo lo que llega a nuestra casa lo leo y de antemano ya sabes Dessiré comparte todo lo que llega...Cuentas con mi apoyo incondicional a tus letras y tu persona ¡Besitos hermosaaaa...!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre gracias, mi querida amiga, por tu valioso tiempo a mis letras. Agradecida a Dessiré por seguir y compartir mis palabras.
      Muchos besos y abrazos a ambas dos por vuestra incondicionalidad y apoyo.

      Eliminar
  2. A veces pienso al leerte que ambas fluimos bajo el mismo sentimiento, por eso creó que te siento aún más.

    Besitos, todos... Dunia.

    Yayone.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ambas fuimos bajo el mismo sentimiento, mi querida Yayone.
      Gracias, amiga.
      Siempre abrazos.

      Eliminar
  3. Creí y descreí, así sucede. Nos dormimos y despertamos del sueño con la certeza de estar viviendo otro sueños, cuando realmente vivimos la vida, a veces dejándola de vivir..
    Sentir es vivir como viven tus, nuestras letras....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, mi querida Marijose.
      Yo aprendí creyendo, creyendo en falsas bondades, en cargas impuestas... pero eso forma parte de aprender.
      Y aprendiendo vivimos las letras.
      Siempre gracias por tus palabras hacia mí.
      Abrazos

      Eliminar
    2. Gracias, mi querida Marijose.
      Yo aprendí creyendo, creyendo en falsas bondades, en cargas impuestas... pero eso forma parte de aprender.
      Y aprendiendo vivimos las letras.
      Siempre gracias por tus palabras hacia mí.
      Abrazos

      Eliminar
  4. Creíste en ti y las palabras siguieron floreciendo entre el blanco del papel...

    ResponderEliminar