viernes, 26 de febrero de 2016

El tiempo pasa...

El tiempo pasa...

El tiempo pasa y pasa incansable, devorando milésimas de segundos. Pasa en silencio,
de lado, de frente, cerca o a lo lejos. Pasa como una noche sin luna o haciéndose luz en
el cielo. Unas veces cerrando los ojos y otras, con ellos abiertos, pero pasa... Y pasa sin
miedo, alterando vidas, en descansos de sueños... Todo queda atrás cuando el tiempo pasa,
no necesita recuerdos, avanza en su infinito... y cuando nos damos cuenta, llevándonos las
manos a la boca, y sin que nadie nos escuche, exclamamos la misma frase: "Cómo ha pasado
el tiempo".





Sucede que...

Sucede que...

Creí en las mentiras, pero ya se encargó el tiempo...
Creí que llorar me hacía débil, pero me enseñó a saber distinguir cada lágrima.
Creí sentirme vacía sin mirar lo que llevaba dentro.
Creí ser la que tenía que cargar con todas las piedras,
pero aprendí que existen mochilas donde puedo meter las que yo quiero.
Creí no vivirle a la Vida y sucede que... la estaba viviendo.

Foto extraída de Google




,